Cada día aparecen nuevos virus con nuevas formas de destrucción, pero desde que aparecieron los primeros programas de software maliciosos, estas son algunas de las amenazas e infecciones más “célebres” de la historia de Internet. Destaca, bien por su poder destructivo o de propagación.