El 2 de noviembre de 1988 también está marcado en rojo en la historia de Internet. Ese día sufrió el primer gran ataque externo que provocó su colapso. El gusano Morris usurpaba la memoria de todos los ordenadores que estaban conectados y, en pocas horas, sus copias se difundieron por correo electrónico infectando miles de sitios, algunos tan reservados como el de la NASA, el Laboratorio de Inteligencia Artificial de Massachussets o la red del Departamento de Defensa norteamericano. Lo creó Robert Morris (foto) Jr., un graduado de Harvard de 23 años, e hijo de uno de los creadores de Core Wars. Fue condenado a tres años de libertad condicional, una multa de 10.000 dólares y 400 horas de trabajo social.