Actualizado: 29/07/2012 | Por europapress.es

Bricoarcade recupera las máquinas arcade de los 80 para particulares

MADRID, 27 (Portaltic/EP) La empresa española Bricoarcade- formada por un grupo de emprendedores del mundo de la informática, el diseño gráfico y la carpintería- ha resucitado las antiguas máquinas arcade de los años 80 dirigidas a particulares.


MADRID, 27 (Portaltic/EP)

La empresa española Bricoarcade- formada por un grupo de emprendedores del mundo de la informática, el diseño gráfico y la carpintería- ha resucitado las antiguas máquinas arcade de los años 80 dirigidas a particulares.

La iniciativa quiere aprovechar la demanda detectada entre usuarios de entre los 30 y los 50 años y que, en palabras del responsable de la dirección y la estrategia de productos de Bricoarcade, Fernando Rodríguez, "quieren volver a experimentar la sensación única de este tipo de máquinas que les permitían prácticamente estar dentro de juegos como Pacman, Tetris, Donkey Kong o Galaxian, algo imposible de conseguir con los ordenadores o consolas actuales".

Por otra parte, Bricoarcade permitirá al usuario personalizar la máquina con un diseño propio, o con personajes y motivos que sean emblemáticos para el jugador o simplemente despierten su nostalgia. La personalización puede aplicarse en las zonas de marquesina o en el panel de control de la máquina, cuyos botones y mandos pueden ser de distintos colores.

Según Rodríguez, "en definitiva lo que queremos es aunar la experiencia del juego con los sentimientos que despertaba la Arcade en los usuarios".

Bricoarcade comercializará dos tipos de máquinas con el diseño característico de las 'Bar Top' para apoyarse sobre una mesa, o bien puede acoplarse un soporte inferior que aumenta su altura en 90 centímetros, lo que dota al mueble de un aspecto idéntico a las máquinas arcade clásicas de bares, centros comerciales o salas de juego de la década de los ochenta. El mueble integra un monitor de 18,5 pulgadas, sistema eléctrico y panel de control para uno o dos jugadores.

El acceso a los componentes de la máquina, dado su carácter modular, es simple y muy estudiado, explican desde la compañía, y también destacan que cuenta con aperturas camufladas para acceder a lugares que pueden requerir recambios.

Así, la máquina cuenta con una apertura frontal inferior para incorporar otros dispositivos. Gracias a esto, si se dispone de un ordenador es posible acoplarlo e introducir un emulador, Front-end y ROM para disfrutar de la experiencia más ochentera. Igualmente, dispone de accesos en la parte superior del mueble para iluminación y audio, y en la parte trasera para poder introducir un ordenador, placa de juego o dispositivo compatible.

Por último, y en cuanto a los precios para los modelos estándar oscilan entre los 350 euros para el básico de las maquinas Bar Top y los 850 euros del modelo completo con pie hasta el suelo, controles Arcade, sistema eléctrico y ordenador interno. Los precios pueden oscilar ya que las máquinas son completamente personalizables.

0Comentario

Facebook recomienda

ArribaAbajo